Nombre científico: Lavandula multifida L. Forma parte de la familia de las labiadas, conjunto de plantas mediterráneas muy aromáticas y muy melíferas.

Descripción: se trata de la especie de lavanda de menor porte de nuestro país, de hecho los botánicos la incluyen en los inventarios como especie de pastizal, no de matorral. Además de su tamaño (no suele superar los 60 cm de altura) se diferencia del resto de lavandas por la morfología de sus hojas. Éstas son compuestas y divididas en muy finos segmentos. Es una planta perenne, pero cada año desprende nuevos vástagos herbáceos, con ramilletes florales que terminan en un capullo floral, de morfología similar al resto de lavandas, pero más estrechos y compuestos de menos flores.

Se cría: por todo el sur de la península y norte de África, formando parte de los pastizales anuales en laderas pedregosas, acompañando a espartos y orquídeas. Pertenece a una estirpe de especies afines que crecen por el norte de Marruecos; de ahí su nombre.

Floración: en la provincia de Málaga es una especie melífera de suma importancia, ya que tiene una floración invernal que aporta gran cantidad de néctar, sobre todo en los meses de dicembre, enero y febrero, aunque la planta permanece en floración hasta bien entrada la primavera.

ETNOBOTÁNICA

Composición y virtudes medicinales

Similares a las del cantueso y resto de lavandas, como el espliego, la alhucema, etc. El olor de la alhucemilla es más suave que el de las otras lavandas, y no tan penetrante, por lo que se piensa que sus virtudes medicinales también son más tenues.

En la provincia de Málaga es donde se descubrió botánicamente esta especie, así como donde se describió y donde se usó popularmente como planta medicinal; en cocimiento, aún se emplea como vermífuga (para expulsar gusanos del tracto digestivo).

Publicidad
Estadísticas

6,086
Visitas
únicas
Powered By Google Analytics