!Madre Mía, cuánto vale y qué poco la valoramos!, me refiero a la Naturaleza. Poca veces son las que nos ponemos a pensar en el porqué el color o el olor de una planta. Tampoco es que tenga mucha relevancia el saberlo, pero cuando esa información te llega por un lado u otro, entonces es cuando lamento mi ignorancia y valoro el hecho. Un capricho ,o casualidad, desde luego que no es. Las flores, se ponen guapas, con bonitos colores para atraer a los insectos polinizadores, unas se visten de los colores preferidos por las abejas, como el amarillo o el azul y otras,                                                                                        
color y aroma atraen a la abeja

color y aroma atraen a la abeja

en cambio, las menos, quieren gustar a las mariposas , como es el caso de las amapolas y adormideras. Igual ocurre con los olores, unos son agradables para atraer y otros, lo son menos, para repeler .
                                                                         
 Se preguntarán ustedes , que qué, tiene esto que ver con el propóleo y su poder antioxidante, pues verán.
     Este  tonalidades de color se deben a un pigmento que es muy rico en flavanoides y que también lo utilizan las plantas para proteger de fenómenos atmosféricos y de los rayos solares a sús incipientes yemas. Y miren ustedes por donde es ahí y solo ahí, donde la abeja extrae su propóleo. 

En su composición se han encontrado más de 40 flavanoides, lo que lo convierten en uno de los alimentos más ricos en esta sustancia, superado solo por el té verde y el vino tinto

Los flavanoides son uno e los principales aliados con los que cuenta nuestro organismo para atenuar los daños ocasionados por los radicales libres, quienes llegan a nuestro organismo bien procedente del exterior, o bien, como residuos propios de nuestro metabolismo celular.

Los radicales libres están presentes en nuestro organismo, incluso son necesarios para su buen funcionamiento, y es el propio organismo, quien en condiciones e normalidad, es capaz,utilizando nuestras propias enzimas de controlar la cantidad de ellos evitando sus efectos nocivos

 

Esta tranquilidad se convierte en preocupación cuando  su número aumenta de forma sostenida (durante años), entonces, es cuando se convierte en un problema para nuestra salud.

Su procedencia:

  • Contaminación atmosférica.
  • Drogas.
  • Alimentación inadecuada.
  • sedentarismo.
  • Frituras.
  • Edad.
  • Metales pesados.

Y como efectos se pueden citar:

  • Son causantes de una degeneración  prematura,
  • De favorecer la arterioesclerosis
  • De dificultar el riego sanguineo, favoreciendo enfermedades como el alzheimer
  • De alteración celular causante de tumores..

En estas circunstancias el  organismo es incapaz de neutralizar esta  plaga, es necesario cambiar nuestros hábitos de vida y aportar, bien mediante la alimentación, o bien, con un aporte  de un suplemento, sustancias ricas en.

  • Vit C y E
  • Zinc.
  • Cobre.

    la carga ya preparada

    la carga ya preparada

  •  Luteina(la vista es rápidamente afectada por los radicales)
  • Y por supuesto los Flavanoides.

La efectividad  antioxidante del propóleo está sobradamente demostrada.

Una vez más la naturaleza es laboratorio de remedio natural y la abeja sabe leer y escuchar su mensaje.

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Publicidad
Estadísticas

5,986
Visitas
únicas
Powered By Google Analytics