Cardo Borriquero o Cardo Mariano

Nombre científico: Sylibum marianum (L.) Gaertner

Sinónimos: cardo mariano, cardo pinto, cardo manchado.

Descripción: el cardo borriquero es muy vigoroso, pudiendo alcanzar los 2 metros de altura; es una planta bianual (vive dos años), luego se seca y muere. Echa una roseta de gran tamaño, con grandes y tiernas hojas verdes con manchas blancas, y con lóbulos espinosos en sus márgenes. La inflorescencia es una cabezuela grande (capítulo), parecida a una alcachofilla, con las hojas externas en forma de espina recia y erecta. Las flores son de color rosa o púrpura. Cada una de ellas genera una semilla que, acompañada de un vilano, se dispersa fácilmente por el viento.

Se cría: en sitios contaminados de nitrógeno como linderos, ribazos, escombreras, lugares frecuentados por el ganado o por el hombre, etc. Exige algo de humedad, si bien huye de los arroyos limpios, prefiriendo los que recogen purines o vertidos urbanos. Comparte hábitat con especies como la ortiga.

Floración: finales de abril hasta junio.

Distribución: circunmediterránea y macaronésica; es decir, sur de Europa y norte de África, Canarias, Azores y Oriente Medio. Es considerada especie invasora en multitud de regiones templadas del planeta.

Virtudes medicinales: los frutos contienen histamina y tiroidina, por lo que son un remedio para los que padecen de baja presión sanguínea. La raíz, el tallo y las hojas se utilizan para combatir las congestiones del hígado. Recientemente, la especie ha despertado el interés por diversos usos industriales, aún en estudio. Así, este cardo posee significativas concentraciones de inulina, una de las principales fuentes de azúcares aptos para el consumo por diabéticos; igualmente, y dado su rápido crecimiento, se ha utilizado en experiencias de producción de biocombustibles.

Etnobotánica

La importancia de los cardos: podemos definir los “cardos” como un amplio grupo de plantas anuales o bianuales, nitrófilas, pertenecientes a las familias Asteraceae o Umbelliferae que, por estar provistas de numerosos pinchos tanto en las hojas como en inflorescencias y frutos, resultan hostiles al recolector (del latín Carduus: de trato difícil). A pesar de esto, muchos de ellos constituyen alimentos tan comunes como la alcachofa y tantos otros poseen propiedades curativas extraordinarias. En relación con las abejas, los cardos son muy apreciados en nuestra zona ya que suelen florecer a finales de primavera y en verano, por lo que constituyen un extra de alimento en este periodo de escasez; hay veces que, en el mes de agosto, las abejas sólo disponen del alimento ofrecido por el cardo corredor, el cardo cuco y el cardo yesquero; esto ocurre cuando la altabaca aún no empezado a florecer, el tomillo ya está en la fase de fruto y no se dispone de eucaliptos ni esparragueras en las proximidades.

La denominación de cardo borriquero le viene de la apetencia que tienen los asnos y caballos por sus hojas tiernas y frescas antes de que se endurezcan las espinas; el epíteto marianum hace referencia a sierra Morena (botánicamente llamada Sector Mariánico), lugar donde fue recolectada por Linneo, primer descriptor de la especie, aunque algunos prefieren atender a la leyenda de que la Virgen María tiñó sus hojas de blanco con la leche de su seno mientras amamantaba al niño Jesús.

En el norte de España sus capítulos florales se consumían igual que las alcachofas, siempre que fueran suficientemente tiernos, desposeídos de las espinas y de las flores jóvenes; se tomaban cocidos o asados, o formando parte de guisos tradicionales. Como la mayoría de grandes cardos, sus pencas o nervios de la base de la hoja son comestibles, aunque a menudo se han desechado por asociarse la especie a estercoleros y otros sitios contaminados.

Igualmente, las flores pueden utilizarse como las de las hierbas de cuajo, para la producción de quesos y cuajadas.

Las semillas, apreciadas por las aves cantoras, eran recolectadas en ocasiones y añadida a la dieta de jilgueros, verderones o canarios para ‘afinar el canto’ de dichos animales.

Una receta curativa

En cocimiento, y previamente molidos, se usan 31 gramos de frutos por litro de agua para combatir las pérdidas excesivas de sangre menstrual, administrándose normalmente una cucharada sopera cada hora.

Recetas culinarias: ensaladas de cardos

Es recomendable hacerlas con cardos comprados, ya que se cultivan para fines alimentarios sobre sustratos limpios y libres de contaminación, al contrario que los cardos que nosotros encontramos en los campos, los cuales se desarrollan en sitios nitrificados. Este tipo de ensaladas es muy habitual en lugares norteños como Navarra.

Receta 1. Ingredientes para 4 personas: 1 Kg de tallos de cardo, 1 diente de ajo, 150 grs. de aceitunas negras sin hueso, ½  vasito de aceite de oliva, 4 cucharadas de vinagre, 15 almendras peladas y fritas. Preparación: Limpiar los tallos de cardo de las durezas y los hilillos del borde y cortarlos en trozos de 3,5 cm aproximadamente. Practicar varias incisiones de 1,5 cm en ambos lados de cada trozo y una longitudinal, de forma que queden como unas tiras unidas por el medio cm. que queda en el centro. Sumergirlos en agua hirviendo durante unas dos horas aproximadamente. En el vaso de la batidora poner las aceitunas, el ajo, el aceite, el vinagre y un poco de sal, batir todo hasta formas una crema suave. Emplatar poniendo como base los trozos de cardo escurridos, verter sobre ellos la crema de aceitunas. Poner sobre la misma unas gotitas de aceite de oliva y espolvorear con las almendras machacadas.

Receta 2. Ingredientes: 2 cardos, 100 gramos de tomates cherry, harina, anchoas en aceite, aceto, 2 dientes de ajo, perejil, aceite de oliva, sal, pimienta, jugo de limón. Cortar las hojas del cardo en pequeños trozos y macerarlos en un recipiente con jugo de limón, agua bien fría, dos cucharadas de harina y aceite de oliva. Llevar y mantener en el refrigerador no menos de dos horas. Una vez transcurrido este tiempo escurrirlo y colocarlo en una bandeja para ensaladas junto con lechuga cortada y los tomates cortados en mitades. Colocar los filetes de anchoa y por último cubrir estos ingredientes con un aliño a base de aceite de oliva, vinagre, el ajo bien picado y perejil.

  • birkin hermes prezzi…

    Enemy at the gates n’est pas pour autant non plus le r茅cit d茅taill茅 de la bataille de Stalingrad ; il est le r茅cit de Vassili Zaitsev, paysan russe 茅lev茅 脿 la chasse aux loups et devenu instrument de propagande pour ses facult茅s au tir, pourchass茅 par…

  • canada goose…

    canada goose outlet sale…

  • NBA:

    NBA…

    Superb internet site you’ve gotten there…

Publicidad
Estadísticas

5,953
Visitas
únicas
Powered By Google Analytics