[FOTOGRAFÍA]

Nombre científico: Echium vulgare L. De la familia de las Boragináceas (Boraginaceae)

Sinónimos: argamula, lengua de buey o de vaca, viperina o paquetequieromañosa.

Descripción: es una planta que vive dos años. Entallece al segundo año de vegetar, y muere tras madurar sus frutos. Las hojas que nacen de la base son largas y lanceoladas. Las flores son púrpuras cuando están en capullo, y luego se vuelven azules o violetas; tienen forma de tubo que se ensancha en el extremo, donde se divide en cinco lóbulos desiguales.

Se cría: en lugares incultos, ribazos, márgenes de los caminos, etc. Es una especie ruderal y nitrófila. Crece por toda España, desde las zonas bajas hasta en las altas montañas.

Floración: desde abril hasta bien entrado el verano. Son un recurso muy bueno para las abejas, ya que crecen por todos los sitios y poseen una larga floración. Además, ofrecen una gran cantidad de néctar (no tanto de polen). En algunos lugares originan mieles monoflorales. Parte de su atractivo para las abejas radica en su color, que origina una potente reflexión ultravioleta para las abejas; debido a su incapacidad para captar el rojo, estas flores ofrecen un contraste muy fuerte respecto al entorno y atrayente para la abeja.

Observaciones botánicas: llamamos viboreras a todas las especies del género Echium. En la provincia de Málaga el descrito es el más abundante, pero nuestras abejas también visitan otras especies como Echium albicans (precioso endemismo bético), Echium plantagineum o Echium creticum.

 Echium albicans (Viborera blanca) forma parte del matorral mediterráneo sobre mármoles y dolomías y sólo podemos encontrarla en Málaga, Cádiz y Granada

Etnobotánica

Origen del nombre: el nombre de viborera viene por la forma del fruto, el cual parece la cabeza de una víbora. En otros tiempos, la manera de resolverse los ramilletes florales, que recuerdan la forma de una culebra enroscada; lo abigarrado de su tallo, con sus numerosas manchas oscuras, que tiene algo de viperino… señalaron a los antiguos sus pretendidas virtudes contra las mordeduras de aquellas culebras.

El nombre “pa qué te quiero mañosa” está motivado por la idea común de considerarla como de escasa utilidad para el humano y los animales domésticos.

Virtudes medicinales: sus propiedades se asemejan a las de la borraja, planta de la misma familia que contiene los mismos principios activos. Véase la ficha de la borraja para conocer distintas recetas curativas.

El jugo se usa en cosmética como eficaz emoliente para pieles delicadas y enrojecidas.

Entre sus principios activos tienen echiína, que es un alcaloide bastante tóxico, semejante al que usaban los indios de América para envenenar sus flechas; si bien, lo encontramos en cantidades tan pequeñas que son totalmente inocuas.

En la cocina: las hojas basales se comen como verdura junto con otras hierbas, como la borraja.

Otros usos: la raíz da un colorante rojo para los tejidos.

Publicidad
Estadísticas

5,953
Visitas
únicas
Powered By Google Analytics